Written by 4:57 pm Uncategorized

Inicia éxodo masivo de los asistentes al Burning Man tras un fin de semana dramático que dejó a miles de personas atrapadas en el desierto de Nevada

Nevada: miles de varados en el festival Burning Man

Miles de asistentes al Burning Man emprendieron finalmente el éxodo masivo después de que las intensas lluvias que cayeron el fin de semana inundaran los campings y los llenaran de un barro espeso que les llegaba hasta los tobillos, dejando varados a más de 70.000 asistentes de espíritu libre mientras esperaban a que se secara la ciudad desértica de Nevada.

No fue sino hasta este lunes por la tarde cuando los organizadores anunciaron oficialmente que se había levantado la prohibición de circular impuesta debido a las fuertes lluvias del viernes y que los asistentes podían abandonar Black Rock City, la improvisada ciudad que se levanta cada año para el evento. «Las operaciones de éxodo comenzaron oficialmente», anunciaron los organizadores.Los organizadores advirtieron que la zona seguía llena de barro y algunas partes eran difíciles de transitar. Instaron a los asistentes al festival a posponer su salida hasta este martes para evitar crear atascos masivos.

«Si pueden salir de BRC (Black Road City) mañana 9/5, por favor háganlo», escribieron los líderes del evento en X, antes conocido como Twitter, a última hora de la tarde de este lunes. «Estarán mucho más contentos pasando el rato en el campamento con sus amigos que sentados en una fila estática de autos durante muchas horas. Despiértense renovados el martes y pónganse en marcha entonces».

El tiempo de espera para salir de la ciudad este lunes por la noche fue de unas siete horas, según los organizadores. Pero no es inusual: en años anteriores se tardaba entre 6 y 9 horas en horas punta, según la página web de Burning Man.

Para muchos asistentes, quedarse tirados en el desierto y perder vuelos y otras responsabilidades fue estresante e inquietante. Pero muchos dijeron que los problemas meteorológicos unieron más a las comunidades de los campamentos, que compartieron alimentos y recursos, ofrecieron refugio a quienes lo necesitaban y se reunieron.

«Tan pronto como las tiendas empezaron a inundarse o a volverse inhabitables, la gente que vivía en caravanas empezó a acoger a algunos de los que estaban en tiendas, para que todo el mundo tuviera calor», dijo Kaz Qamruddin, que asistió al evento, a Brianna Keilar de CNN este lunes.

«Somos una comunidad que se une en tiempos difíciles», dijo, añadiendo más tarde: «Se trata de unirse y trabajar en equipo».

Visited 1 times, 1 visit(s) today
Close