Written by 4:29 pm Uncategorized

Tres reos escapan de una cárcel en Michoacán; dos son exmilitares acusados del homicidio de un sacerdote

Morelia.-Tres reos de alta peligrosidad se fugaron la noche del lunes del penal del municipio de La Piedad, en el bajío de Michoacán; dos de ellos son exsoldados del Ejército y están implicados en el asesinato del sacerdote católico José Alfredo López Guillén, ocurrido en 2016.

Una fuente del gobierno estatal que encabeza el morenista Alfredo Ramírez Bedolla, confirmó a Latinus que la fuga se registró alrededor de las 21:30 horas, a través de una de las torres de vigilancia del reclusorio, ubicado en el kilómetro 40 de la carretera estatal Zamora-La Piedad.

Los reos evadidos fueron identificados como Vicente Aguilar Huante, de 27 años de edad, originario del municipio michoacano de Zacapu y procesado por homicidio calificado y robo calificado grave; Juan Carpinteyro y/o Juan Carpinteiro Pavón, de 30 años, oriundo de la Ciudad de México, y acusado del delito de homicidio; así como Francisco Javier Acosta Lara, de 31 años de edad, originario de Morelia, Michoacán, y sentenciado por homicidio calificado y robo.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), Vicente Aguilar y Francisco Javier Acosta eran elementos del Ejército Mexicano y fueron detenidos en octubre del 2016, como responsables del homicidio de José Alfredo López Guillén, párroco del poblado de Janamuato, en el municipio de Puruándiro.

El sacerdote López Guillén fue asesinado el 19 de septiembre del 2016, y su cadáver fue hallado días después en la carretera Puruándiro-Zináparo, con cuatro impactos de bala en el estómago y envuelto en una cobija.

Los militares previamente habrían convivido con el sacerdote en la casa parroquial de Janamuato, donde surgió una discusión que terminó con la muerte del clérigo. Los ahora prófugos fueron acusados además de robar dos vehículos del sacerdote.

En el operativo de búsqueda participan agentes del Ejército, Guardia Nacional, Guardia Civil (Policía Estatal), policía municipal, Fiscalía General del Estado (FGE) y de corporaciones policiales de los estados de Guanajuato y Jalisco, con los que colinda La Piedad.

También trascendió que al dispositivo se sumó Ignacio Mendoza Jiménez, coordinador del Sistema Penitenciario Estatal, y un equipo especial del grupo de seguridad y custodia penitenciaria.

En septiembre del 2019, el reo Manuel Espinoza Vera, de 19 años de edad y apodado “El Zarco”, se fugó del penal de La Piedad al trepar por una de las bardas perimetrales. Tras 24 horas, fue aprehendido en el municipio de Zináparo.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ha concentrado a los guardias de seguridad del penal, para deslindar responsabilidades.

Visited 1 times, 1 visit(s) today
Close